El fundador de Amazon compra The Washington Post (1): lo nuevo

Inside An Amazon.com Distribution Center On Cyber Monday

Comienzo con este post una serie  de breves análisis dedicados a la venta de The Washington Post.

Primero hablemos de lo que es nuevo en esta venta porque hasta ahora los diarios era comporados cas siempre por otros diarios.

Lo nuevo es que ahora los compren dueños de equipos de beisbol (Boston Globe) o fundadores de gigantes del comercio online como Amazon (The Washington Post).

El dinero siempre ambicionó controlar la prensa independiente.

Los grandes negocios temen a la opinión pública y la tentación no es nueva.

Ahí están banqueros, especuladiores y constructores que siempre vieron la prensa como un modo de “estar armados”.

Me lo dijo hace años el banquero más importante de un país latinoamericano:

“Mire, Giner, yo he comporado este diario para estar armado. Y no tanto para disparar sino para que mis competidores, el gobierno o mis enemigos VEAN que estoy armado”

¿Es posible hacer periodismo independiente cuando tu propietario tiene grandes intereses que defender?

No lo creo, aunque conozco alguna excepción.

Jeff Bezos y Amazon los tiene y cada vez los tendrá más y serán más importantes.

Y llegará un día en que sus periodistas tengan que escribir críticamente sobre sus negocios.

Jeff Bezos invirtió hace unos meses en BusinessInsider, un digital puro de dudosa credibilidad, con un tono sensacionalista que esconde su debilidad periodística de fondo.

Y aun así acaba de publicar una historia denunciando las condiciones laborales en las grandes bodegas de Amazon.

Por la cuenta que le trae, no pedirá la cabeza de ese director o pondrá en la calle a ese reportero.

Pero si establecerá mecanismos sutiles y efectivos que le eviten nuevos sobresaltos.

Y su redacción se lo pensará dos veces antes de cubrir los negocios el dueño.

¿Hubiera sido posible que The New York Times escribiera sobre las factorias chinas de Apple si Steve Jobs hubiera comprado ese diario?

No, sencilla y desgraciadamente no.

Y el Times hoy no tendría ese Premio Pulitzer por publicar ese serial tan devastador y necesario que ha obligado a Apple a revisar sus acuerdos con proveedores externos.

Los diarios, frente a lo que muchos “nuevos ricos” puedan pensar no son un cuarto poder, una coraza ni tan sólo un negocio para vender información y publicidad.

Como siempre dijo Alejandro Junco de la Vega, fiundador del Grupo Reforma, y yo se lo he oído decir muchas veces, “los diarios estamos en el negocio de la credibilidad”.

Y eso es lo que debe preocuparle más que nada al nuevo dueño del Washington Post; no perder la credibilidad.

Sin ella no hay negocio que valga.

Credibilidad e independencia que ni se compra ni se vende.

Leave a comment

1 Comment

  1. El FIN de los MEDIOS | ADPrietoBlog

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: