Cómo matar los diarios impresos (38): menospreciando la publicidad

COMO 38

Esa fue la gran razón de existencia de los clasificados.

La gente hacía cola en las puertas de los talleres para poder consultar antes que nadie los anuncios por palabras.

Y todas las encuestas certifican que los lectores consideran los “avisos” como parte de su dieta informativa.

No en vano, las primeras gazetas comerciales eran eso: “diarios de avisos”.

Por tanto, cuantos más y mejores anuncios, mejor que mejor.

 

Cómo matar los diarios impresos (37): distribuyendo mal pero que muy mal

COMO 37

A los diarios de pago les basta ver cómo lo hacen los diarios gratuitos.

No vendemos más por razones muy simples:

1. Disponemos de muy pocos puntos de venta (cada vez menos).

2. No gestionamos ni controlamos esas ventas en tiempo real.

3. No incentivamos las ventas en los puntos de venta.

4. No tenemos información de qué pasa en los kioscos.

5. Seguimos cerrando tarde y perdiendo correos.

6. Estamos en manos de cuasi monopolios de distribución.

7. Pagamos comisiones abusivas.

8. Toleramos el mal servicio a los compradores.

9. Llegan las vacaciones o el fin de semana y los puntos de venta cierran.

10. Nadie se atreve a montar redes propias.

Por eso me gusta el caso del Grupo Reforma en México.

Su propietario Alejandro Junco de la Vega se enfrentó a los sindicatos de repartidores y montó su propia red de ventas.

Frente a las amenazas e intimidaciones de los sindicatos, el mismo y todos sus directores salieron a la calle para vocear su diario

Hoy Reforma es uno de los diarios más exitosos y rentables del mundo hispano.

Merecido y bien ganado.

¿Quiere usted aumentar las ventas de su diario?

Invierta en distribución.

Mejore su distribución.

Y ponga todo patas arriba.

O el “agujero negro” se lo comerá vivo.

Cómo matar los diarios impresos (36): olvidarse que “local” significa “personal”

COMO 36

Me lo dijo hace más de 20 años en Dallas (Texas) Joe Belden, fundador de Belden & Associates, la que entonces era la mayor encuestadora del mundo que analizaba las audiencias y preferencias de lectores de diarios.

Recuerdo que me regaló un volumen con la recopilación de todas las encuestas hechas por su empresa durante casi 50 años y me hizo observar que desde el comienzo los lectores de prensa era consistentes en sus respuestas respecto a 10 cosas que siempre pedían a los diarios (y que e otro momento contaré porque esa lista sigue vigente).

“Verás que a la pregunta de qué tipo de noticias valora más en su diario, la gente siempre contesta lo mismo: local, local, local”.

Me miró y vio que la respuesta no me sorprendía y por eso me aclaró algo que ha sido una de las grandes lecciones de periodismo que he aprendido en mi vida:

“Eso no quiere decir que local, local, local signifique llenar el diario con nimiedades municipales, cobertura del ayuntamiento o asuntos menores de la vida ordinaria de tu ciudad. No. Eso significa que la gente quiere más noticias de temas cercanos que afectan directamente a sus vidas, trabajo, familia, intereses, bolsillo, diversiones o aficiones. Local, local, local, significa personal, personal, personal”.

Desde entonces siempre tuve muy claro que el futuro de los diarios es eso: “local, local, local; personal, personal, personal”

Cómo matar los diarios impresos… 34: no hacer infografía animada

COMO 34En papel no se puede pero en las versiones digitales las infografías animadas son un si o si.

Por eso me sigue sorprendiendo la pasividad de muchos infografistas.

Anclados en un glorioso pasado.

Que no despiertan ante las grandes posibilidades de la infografía en movimiento.

Cuando dsspierten de su sueño de verano el futuro ya se les habrá escapado.

La infografía impresa ha sido siempre un motor de innovación y creatividad periodística.

Y si hoy viviera Peter Sullivan, sus infografías animadas en los soportes digitales de The Sunday Times serían ejemplo y modelo de modernidad: periodismo  visual puro y duro.

Canela fina.

Periodismo de Alta Costura.

Periodismo Caviar.

Cómo matar los diarios impresos… 33: no hacer periodismo de bases de datos

COMO 33Periodismo de Datos.

Periodismo de Hechos.

Periodismo de Mensajes Cifrados.

Periodismo de Precisión.

Presentados con talento visual.

¿Ejemplos cercanos?

Chiqui Esteban en sus tiempos de lainformacion.com y ahora en el Boston Globe.

Nuevas Narrativas impresas y digitales que atraen lectores.

Cómo matar los diarios impresos… 32

COMO 32

Hay médicos que diagnostican.

Y médicos que recetan y curan.

Con el periodismo pasa lo mismo.

Hay un periodismo que refleja problemas y conflictos, y a eso se limita.

Y otro que aporta salidas y alternativas a esos problemas y conflictos.

Lo primero es más fácil y barato.

Para lo segundo las redacciones necesitan periodistas expertos o “expertos en expertos” que expliquen lo que pasa, por qué pasa lo que pasa, y qué hay que hacer para que deje de pasar lo que pasa.

Los “diarios del día después” (como suelo denominar a los diarios impresos del futuro) están llamados a proporcionar ese “plus informativo”.

O se van a morir ellos solitos.

Y esa puede ser, estoy absolutamente convencido, una de sus grandes fortalezas y valores diferenciales con otros medios y plataformas.

A la gente no le basta con saber si tiene una enfermedad: la gente quiere saber cómo curarse.

La gente busca esperanza.

A eso le llamo yo “periodismo de problemas y soluciones”.

Cómo matar los diarios impresos… 31

COMO 31Al primero que le oí hablar de “Periodismo Estratégico” hace más de 20 años fue a Claude Monnier, el antiguo director del Journal de de Genéve.

Claude había dejado el diario e intentó convencer a inversores suizos para que financiaran el proyecto de un nuevo semanario de noticias que al final acabó convirtiéndose en un bimensual exquisito llamado Le Temps Strategique.

Por entonces invité a Claude Monnier para que fuera uno de nuestros primeros consultores y le nombramos miembro de nuestro Board of Directors que presidían dos pesos pesados del mejor periodismo norteamericano, Barry Sussman y Leo Bogart.

Fue un visionario y un maestro que nos enseño a pensar cómo debían ser los diarios y revistas del futuro.

Su fórmula era simple: periodismo pensado, original, condensado y anticipador.

“Periodismo Iceberg” otra modalidad que encandilaba siempre al francés Claude-Jean Bertrand, otro de nuestros directores ya fallecido: periodismo que va más allá de los indicios y los rumores, periodismo que saca a la superficie grandes historias; periodismo atento a tendencias y nuevos estilos de vida.

Todo eso lo aprendimos en INNOVATION hace más de 20 años.

Y hoy es mas vigente y necesario que nunca.

Aquí y ahora.

Cómo matar los diarios impresos… 30

COMO 30Reuniones inacabables.

Desordenadas

Aburridas.

Somníferas

Para “cantar temas”.

Y perder el tiempo.

Lo siento, pero he conocido pocos diarios con salas de reuniones eficientes y consejos de redacción apasiomantes.

Primero, el mobiliario.

Parecen comedores.

O salas de Consejos de Administración.

Mesas largas inacabables con  el director en un extremo para que la mitad de los que asisten ni siquiera le oigan.

O fórmulas extravagantes como la de estos confortables sofás en el Guardian de Londres.

IMG_0028

Con el inconveniente de que suelen asistir muchas personas y muy pocas tienen asiento.

Yo mismo asistí a una de esas reuniones en la que Alan Rusbridger tuvo que estar de pié.

Luego, el método.

Nada es más útil para hacer estas reuniones breves que las “reuniones a la japonesa”, es decir, con la gente de pié y sin apoyarse en las paredes.

Eso es lo que hacía Hubert Beuve-Mery en Le Monde.

Cuando empezamos a trabajar en Le Monde, un día Éric Fottorino me llevó a la planta de directores y me enseñó la reliquia del viejo desk del fundador del diario, y una antigua secretaria de Beuve-Mery me hizo esta foto que guardo como iun tesoro.

IMG_0355_2

Sirius era todo menos superficial y convencional, por eso le gustaba tener a todos sus subdirectores y redactores-jejes alrededor del desk: era el único que se sentaba, y no se recuerda que aquellas reuniones duraran más de 15 minutos.

No sigo.

Hoy las reuniones tienen poco sentido.

La planificación debe hacerse por otras vías, por ejemplo, con las Agendas Eletrónicas de los Sistemas Editoriales que apenas se utilizan.

Lo importante no es reunirse sino estar en comunicación permanente.

Para eso las nuevas redacciones integradas son inigualables.

Los SuperDesk en espacios abiertos son una reunión de planificación, supervisión, ideación y comsulta a todas horas.

Para hablar, discutir, opinar y, sobre todo, no burocratizarse.

Y no aburrirse, lo cual es mortal porque sabido es que “redacciones aburridas, hacen diarios aburridos”.

Cómo matar los diarios impresos… 29

COMO 29Vamos a ver, no seré yo quien diga que los fotógrafos tienen que quitarles el pan a los videocámaras del mundo.

Y lo digo porque conocida es mi debilidad y respeto por los fotoperiodistas.

(Y, dicho sea de paso, mi inquina por los “fotógrafos de bodas y bautizos” que también pululan por algunas redacciones)

Pero aqui no estamos ante lo que un maestro célebre del Arte de Cúchares sentenció con el inefable “lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible”.

Todo lo contrario.

Me explico.

Hace unos meses en un seminario de diseño tuve la suerte de conocer a un periodista méxicano, antiguo director de fotografía de Reuters, que me salvó de la siguiente “cornada”.

Yo acababa de decir lo que digo en el titular de este post, se levantó una mano y un caballero me preguntó con sorna si lo que estaba prooniendo era “perder a un buen fotógrafo para ganar un mal videocámara”.

Debí yo titubear porque el mexicano se adelantó y me dijo: si me lo permites le contesto yo.

Y lo hizo con más o menos estas palabras:

Mire usted, mi estimado amigo: nosotros los fotoperiodistas hemos sido entrenados para saber captar imágenes que cuentan historias y, por tanto, le puedo asegurar que en general los fotógrafos de prensa tienen una sensibilidad informativa mucho mayor que el típico videocámara cuyo acceso a la profesión no se hace en redacciones sino en la calle, manejando tecnología, y grabando todo lo que se le pone por delante. Esa diferencia hace que cuando los actuales fotoperiodistas empuñamos videocámaas o con nuestras mismas cámaras de foto grabamos video, lo que consiguemos es de mucho más valor. Por tanto, cuantos más fotoperiodistas hagamos también videoperiodismo, mejor que mejor. Y no me venga usted con lo de que no saben o es muy complicado porque eso que ahora nos piden es lo que llevamos haciendo hace ya muchos años en nuestra vida privada.

El aplauso de la audiencia fue rotundo.

Y yo dije para mis adentros lo que ahora pongo aquí por escrito.

Amén, Amén, Amén.

Cómo matar los diarios impresos… 28

COMO 28Lo escuché hace años en Time magazine: “todo lo que se pueda graficar, no se escribe”.

Punto.

Yo lo tengo muy claro.

Pero en todavía muchas redacciones, no.

Y así les va.

Ignorar, infravalorar o despreciar hoy la infografía es patético y hasta suicida.

Y pensar que los infografistas no son periodistas todavía peor.

Eso mismo decían de los diseñadores, de los fotógrafos y de los ilustradores en general.

Y ahora de los desarrollares que trabajan en y con las redacciones.

Eso lo aprendí en USA Today del bueno de Richard Curtis al que le costaba cabrearse: “Oigan ustedes, los periodistas gráficos no trabajan “para” nosotros sino “con” nosotros, porque son iguales que nosotros”.

Simplemente que cuentan historias con otras herramientas periodísticas.

No se si me explico.

Yo, a los que quieren perpetuar un sistema de castas en nuestras redacciones ,les diría que pasen por caja o se jubilen.

Y que no nos hagan perder tiempo, dinero y lectores.

Porque la infografía consigue lo contrario: nos ahorra tiempo, hace vender más y atrae nuevos lectores.

Porque es Periodismo Puro y Duro.

Periodismo Caviar.

Cappichi?

 

* Aunque ya creo haberlo dicho, todas estas pantallas me las hizo Antonio Martín Hervás, consultor estrella de INNOVATION, periodista donde los haya y periodista gráfico de primera, un crack con quien es un placer trabajar porque consigue que mis mensajes sean claros y directos: porque a veces una imagen vale más que 100 blogs o 100 discursos.

 

 

%d bloggers like this: